viernes, 8 de octubre de 2010

Discurso 2 de Octubre

A todos nuestros compañeros en lucha presentes.
A las organizaciones de izquierda con las que hoy hemos marchado.
Al pueblo que, a pesar de los pesares, está aquí presente.

Hace 42 años el ejército marchaba sobre las calles y asesinaba a su propio pueblo...
Hace 42 años pensar libre y críticamente era un delito que se pagaba con sangre y, en el mejor de los casos, detrás de unos barrotes en Lecumberri. Disentir de la ideología política de la clase gobernante resultaba un pretexto idóneo para las prácticas represoras...
Hace 42 años el derecho del pueblo era sustituido por los intereses de quienes tenían el poder político y económico...

A pesar de haber transcurrido estas cuatro décadas y dos años vemos, lamentablemente, que el panorama social no es muy diferente.

Hoy tenemos al ejército en las calles asesinando niños, estudiantes, trabajadores, periodistas, familias y ciudadanos sin que se haga justicia por ello...
Hoy, el pensar diferente y no callarse ante la injusticia resulta un peligro para la vida y es razón más que suficiente para reprimir. Tenemos como ejemplo el indignante encarcelamiento del compañero Victor Herrera Govea, detenido injustamente hoy hace un año exactamente.
Hoy los que luchan por la justicia, por la democracia, por la paz y por la libertad son acallados por un gobierno asesino que se ha robado vidas como las de Bety Cariño y Jyri Yakkola, entre muchos otros.
Hoy, como pueblo mexicano "vivimos" con el aumento continuo del precio de la canasta básica, del transporte, de los combustibles y bajo la sombra privatizadora de servicios públicos que, según la constitución, son derechos elementales; mientras tanto, empresas extranjeras gozan de las riquezas y recursos que naturalmente son nuestros.

Además, tenemos la desgracia de un gobierno federal ilegítimo para el cual las 29 mil muertes en el país desde el 2006 a causa de que el ejército esté en las calles, son simplemente polvo y daños colaterales, pues según el espurio Felipe Calderón Hinojosa "si ven polvo es porque estamos barriendo la casa". Y aún se atreve a decir, en el marco del aniversario de la Universidad Nacional, que "vivimos en una democracia".

Desde 1521, 1810, 1910, 1968, los mismos asesinos matan al mismo pueblo, porque a 500, 200, 100 y 42 años somos el mismo pueblo, el que celebra un bicentenario en esta misma plaza, aunque la palabra independiente esté privatizada, nada más le falta el copyright cuyo dueño sería, seguramente, Estados Unidos.

Las lecciones que nos dejó el movimiento del 68’, serán recordadas por siempre, sin embargo, nosotros que venimos de generaciones de estudiantes que lucharon por una mayor libertad de expresión, que lucharon por la igualdad, justicia, equidad, mejor educación, un mejor futuro, no para ellos, si no para las futuras generaciones, ¡¡¡para nosotros!!!! ¿y nosotros qué hacemos? Seguimos enajenados con la T.V., seguimos perdiendo el tiempo, soñando con la vida estilo americano; seguimos siendo indiferentes con las problemáticas que se viven actualmente.

Quizás nuestros padres son aquellos héroes del ’68, del  ’71; quizás nuestros hermanos lucharon en la huelga del ’99, pero… nosotros, ¿qué hemos logrado?

Compañeros, en el contexto histórico en el que vivimos se hace necesaria una lucha estudiantil para mejorar la educación, pues sabemos que ésta es la clave para el progreso y desarrollo sociales.

Evidentemente, en el Colegio de Bachilleres, jamás había existido un movimiento estudiantil. Hay que destacar los pequeños, pero enormes triunfos que se han logrado a lo largo de este tiempo.

Debemos conmemorar aquellas fechas que marcaron el movimiento estudiantil (’68, ’71, ’99) y aprender de la historia; sin embargo, la conmemoración no termina con una marcha. Es necesario reestructurar el movimiento, reivindicar el movimiento, revivir el movimiento para que la conmemoración sea completa. El mejor tributo es seguir en la lucha.


Es por estas razones y por muchas otras por las que hacemos un llamado a nuestros compañeros estudiantes del Colegio de Bachilleres a continuar el movimiento estudiantil crítico, consciente y combativo; a luchar por la mejora en la calidad educativa de nuestra escuela, en contra de la nefasta RIEMS; a luchar por la oportunidad de continuar los estudios superiores por medio del pase automático a la UAM.

Es necesario unificar las diferentes luchas sociales, no nos referimos a una lucha meramente estudiantil y aislada, sino a una lucha que debemos llevar junto a la clase trabajadora y a otras luchas, por que sabemos que esto dará paso a ese gran cambio que se hace necesario en nuestros días.

¡¡¡¡¡¡¡¡¡2 DE OCTUBRE NO SE OLVIDA, ES DE LUCHA COMBATIVA!!!!!!!!!

¡¡¡¡¡¡¡¡EL ESTUDIANTE COMBATIENDO TAMBIÉN ESTÁ APRENDIENDO!!!!!!

1 comentarios:

Anónimo dijo...

QUIERO UNIRME ENCONTRA DE LAS DIFERENCIAS QUE NOS ESCLUYEN LA SEGREGACION DE PENSAMIENTO Y LOS ME DIOS DE DESTRUCCION MASIVOS

Publicar un comentario en la entrada